Estamos construyendo las herramientas que empoderen a los auditores internos para ir un paso adelante, romper paradigmas y reconfigurar la auditoria del siglo XXI.

Xfera es la nueva plataforma construida bajo la filosofía de auditoria ágil, desarrollada pensando en los resultados, la facilitación del proceso y el aumento de la colaboración.

Para esperar resultados diferentes hay que trabajar diferente, esa es la diferencia entre un software de auditoria interna y Xfera.

Nos inspira la rEvolución.

Auditoria 3.0:

Ágil y Colaborativa

Adaptar el método en función del trabajo, manteniendo los principios de la función.

Valoración del riesgo en función del valor: protección y captura.

Trabajar en equipo para tener una visión holística del riesgo y aumentar la efectividad.

Se debe gestionar la complejidad, incluyendo análisis de causas raizales y comunicación clara y asertiva.

 

La formula de la rEvolución: Xfera.

agilidad

En la dinámica de volatilidad de los negocios actuales, los escenarios cambian a mayor velocidad y plantean nuevas situaciones a ser direccionadas por la auditoria interna.

Los escenarios de riesgo en permanente reconfiguración demandan de un abordaje que se ajuste y responda oportunamente a los cambios.

La respuesta a estos retos es el modelo ágil, de forma que el modelo de trabajo mantenga su solidez pero se ajuste a las necesidades de cada trabajo.

  • Planeación anual ágil.

  • Gestión BackLog del Universo de auditoría

  • Modelo flexible de abordaje metodológico acorde a la naturaleza del trabajo.

  • Reporte en línea de observaciones prioritarias.

  • Supervisión en tiempo real.

  • Validación tempranada de los hallazgos.

  • Documentación simultánea con la ejecución.

  • Acuerdos definidos para los tiempos de respuesta de los requerimientos a las áreas auditadas

 

optimización del riesgo

El riesgo como efecto de la incertidumbre sobre los objetivos, está directamente asociado con la generación de valor del negocio. Dentro de la visión integral del riesgo se deben balancear los dos tipos de impactos sobre los objetivos:

  • Los negativos, que afectan el logro y por tanto destruyen valor.

  • Los positivos, que potencian el logro y por ende generan y/o capturan valor.

 

La auditoria ágil busca el adecuado balance de riesgos, para obtener la mejor relación posible entre exposición/valor.

  • Auditoria basada en la optimización del riesgo.

  • Criterio de materialidad para valoración de los hallazgos.

  • Asociación de hallazgo/riesgo.

  • Análisis de riesgo emergente. / Vigía

  • Planes de acción orientados a riesgo.

  • Consolidación por riesgos.

  • Valoración de la materialización en eventos de riesgo.

  • Relación riesgo/objetivo.

 

COLABORACIÓN

La interacción entre las personas en la base de toda organización, y cada uno es una forma diferente de entender el mundo e interpretar los mensajes, por lo que un auditoria ágil tiene en lo humano el eje de orientación.

Para un efectivo tratamiento de los riesgos, más allá de procesos, estándares y demás herramientas, lo fundamental es personas empoderadas para las cuales haga sentido la gestión integral y participen de forma activa en el análisis y las acciones para la mejora.

  • Comunicación en tiempo real.

  • Equipos de auditoria integrados.

  • Supervisión en linea.

  • Apoyo cruzado en los trabajos del equipo de auditoria.

  • Emisión oportuna de observaciones prioritarias.

  • Realimentación sobre planes de acción.

 

simplicidad

El crecimiento de los mercados, la conectividad, la digitalización de los negocios, las demandas normativas, entre otros factores, hacen que cada día la complejidad de las organizaciones, sistemas y procesos crezca, con el correspondiente crecimiento del universo de riesgos.

La auditoria debe gestionar la complejidad en dos vías: un modelo de gestión hacia el auditado simple que eleve su nivel de involucramiento y un esquema de planeación y seguimiento que sea de fácil entendimiento por todo el equipo de auditoria en pro de su efectividad.

  • Herramientas simples orientadas al resultado.

  • Análisis claros que permitan entender los elementos fundamentales de la situación.

  • Comunicación sencilla, que evita la ambigüedad.

  • Foco en los temas de fondo, más que en las formas.

  • Metodologías claras que sean entendidas por todo el equipo.